Caso Microsoft Teams


Los colegios de Renania-Palatinado, Hesse y Baden-Württemberg ya no pueden utilizar la videoconferencia con Microsoft Teams. Los defensores de la protección de datos argumentan que hay una falta de protección de datos y que los datos personales de los menores fluirán hacia Estados Unidos. Lo más probable es que otros estados federales sigan su ejemplo o no amplíen la prohibición, aunque no todos estén de acuerdo. Intentamos arrojar luz sobre si la herramienta de comunicación digital con sus opciones de videoconferencia y mensajería viola la normativa de protección de datos o es insustituible debido a su popularidad y derivamos recomendaciones en relación con Relution.

Microsoft Teams va a desaparecer del aula digital. Eso está decidido. Al menos en Renania-Palatinado, Hesse y Baden-Württemberg. En otras partes de la república, algunos siguen esperando a ver si Microsoft cumple su promesa de crear una nube europea y garantizar que los datos no se transfieran a la empresa matriz en el extranjero. El estado de Renania del Norte-Westfalia clasifica actualmente a Microsoft 365 como “cuestionable en términos de protección de datos” y recomienda su variante de software creada por el estado, pero no se atreve a hacer una declaración concreta sobre una prohibición. Todavía está “en revisión”, según se informa en el portal escolar del estado de Renania del Norte-Westfalia. En la actualidad, las escuelas pueden utilizar Microsoft Teams, según ha declarado la comisaria de protección de datos Bettina Gayk al “Rheinische

A pesar de la soberanía de los estados federados en materia de educación, muchas personas desearían una normativa federal uniforme. En cualquier caso, hay un aspecto que no debe ser ignorado. Microsoft Teams se ha convertido en algo así como un hogar de comunicación digital en muchas escuelas. Especialmente en tiempos del socialmente demandado y deseado cambio a distancia. La protección de datos es, sin duda, una cuestión importante cuando se considera el caso de Microsoft Teams, pero en el lado positivo está el uso generalizado, la aceptación, la profesionalidad, la estabilidad y la usabilidad aprendida de la aplicación.

Reflexión sobre el ser digital

Lo que no hay que olvidar en toda la discusión. El software no es malo en sí mismo, sino que, visto de forma básica, es “sólo” una herramienta y un enfoque para permitir soluciones transformadoras a nivel social. Por supuesto, este punto de vista es unidimensional y da lugar a otros debates. Inmediatamente, se abren paisajes de pensamiento en torno a problemas y cuestiones fundamentales sobre la responsabilidad digital. Hay que pensar en la ética del tratamiento de la información y la filosofía de lo digital. Preguntas como: ¿Qué interacciones entre la tecnología y las personas orquestan el comportamiento de los valores en el pensamiento y la acción?, ¿Cómo cambian las relaciones de trabajo y cómo influye la dinámica cambiante en la relación de la tecnología con la sociedad? Y sí, ¿qué pasa con los datos generados? ¿Pertenecen a uno mismo? ¿O los datos son generados por el sistema y tú sólo eres el piloto que controla una máquina?

Son frecuentes las denuncias en la red sobre el mal uso de los datos por parte de las cinco grandes empresas, Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft, cuyo acrónimo es GAFAM. La académica estadounidense Shoshana Zuboff acuñó el término “capitalismo de la vigilancia” en relación con la acumulación y mercantilización de los datos. Pide que las intervenciones reguladoras formen parte del orden social, se basen en principios democráticos y protejan a las personas del mal uso de los datos. Pero a pesar de todas las precauciones y críticas, hay algo que no debe pasarse por alto: Históricamente, los cinco grandes también han sido los principales impulsores del desarrollo digital

Si se admite en el pensamiento que la digitalización es más una oportunidad que un monstruo del miedo, entonces las soluciones de software son los más importantes “ayudantes de la digitalización” y actores que hacen avanzar a la sociedad. Sin embargo, existe un marco legal que debe ser respetado por las empresas y sus aplicaciones. Nuestros datos son un bien precioso que debemos preservar.

A menudo nos preguntan cómo abordamos esto en Relution

En primer lugar, la noticia positiva: las empresas tecnológicas alemanas no son “digitalmente estúpidas”. Los proveedores nacionales pueden hacer programas informáticos. No se trata de un privilegio del saber hacer de las empresas estadounidenses de Redmond o Silicon Valley. Hay muy buenas soluciones locales que están muy cerca de la plena madurez en términos de rendimiento, calidad y estabilidad. Por desgracia, estas soluciones no suelen ser tan conocidas como las de las grandes empresas estadounidenses. El funcionamiento conforme a la protección de datos puede ser garantizado por centros de datos municipales, casas de sistemas locales o incluso proveedores de nube europeos certificados.

Criterios para los programas informáticos de comunicación alternativa

Existen numerosas aplicaciones en el mercado que pueden llenar el emergente vacío de Microsoft Teams. Tanto si se trata de programas de mensajería como de videoconferencia, las soluciones europeas que cumplen con la protección de datos son algo más que alternativas de segunda opción.

El objetivo más importante es la comunicación sin problemas entre profesores, alumnos y padres. Además de la protección y la seguridad de los datos, la facilidad de uso también debe ser una norma. No tiene sentido pasarse a servicios de mensajería exóticos que, a pesar de sus óptimas funciones de seguridad, sólo pueden utilizarse con un título de informática.

A la hora de utilizar una o varias de las nuevas soluciones de comunicación digital, el criterio de encriptación de extremo a extremo es enormemente importante en nuestra opinión. Los datos transmitidos deben estar encriptados en todas las estaciones de transmisión y sólo los interlocutores de la comunicación, es decir, los respectivos puntos finales de la misma, deben poder leer el mensaje en forma desencriptada.

¿Cómo puede ayudar Relution y qué servicio le recomendamos?

En primer lugar, somos neutrales como software de gestión de dispositivos móviles y no recomendamos ninguna aplicación o fabricante. Actuamos con independencia de la plataforma. Garantizamos el buen funcionamiento de las clases digitales mediante la gestión centralizada de los dispositivos finales digitales. Somos la plataforma que se utiliza para configurar los dispositivos de forma ideal. Las aplicaciones y los contenidos se proporcionan a través de Relution.

En este caso concreto, Relution permite desinstalar u ocultar sin problemas las aplicaciones no deseadas. Las nuevas aplicaciones pueden desplegarse cómodamente de forma centralizada y preconfigurada. Ayudamos a garantizar que se apliquen motivos políticos, didácticos o de otro tipo que requieran una acción digital en la vida cotidiana y que los dispositivos puedan configurarse rápidamente para escenarios de uso adaptados, incluso con unos pocos clics por parte de los profesores para las lecciones individuales a través de nuestra aplicación para profesores.

Es importante saberlo: Relution no puede garantizar el cumplimiento de la privacidad de las aplicaciones individuales. Los dispositivos, las configuraciones y las aplicaciones se gestionan - Relution no tiene acceso a los datos internos de las aplicaciones instaladas.